martes, 31 de mayo de 2011

Aquella tierna trampa: El fa agudo de Sammy Cahn

Frank Sinatra en el set de grabación de la película "The tender trap"


En los estudios Capitol de la avenida Melrose, en Hollywood, cada sesión de grabación que ofrecía Sinatra era un acontecimiento social en la que estrellas de cine y disc-jokeys reconocidos acudían en masa como público. En tiempos pasados, el estudio había sido un pequeño teatro de radio así que contaba incluso con butacas. Uno de los fijos en estas grabaciones era el compositor Sammy Cahn, que no se perdía ni una sola. Sammy Cahn, en el día de la grabación de su canción The tender trap junto a la orquesta de Nelson Riddle, recuerda una buena anécdota con Sinatra. "Una noche de 1955 estaba grabando una de mis canciones, llamada The tender trap. KHJ Studios, avenida Melrose, arreglo de Nelson Riddle... y Sinatra cantando. La canción llega a la estrofa final, que dice: 'You fell in love and love (canta el segundo love totalmente plano) is the tender trap'. Quedó precioso pero creo que Sinatra podría haber subido en la última palabra 'love'. así que me dirigí a Sinatra y le pregunté: 'Frank, ¿por qué no la has cantado como realmente es?' y le hice la demostración. Frank quedó asombrado y dijo: '¡Eso es un fa agudo y en la partitura no viene así'. 'Y tú eres Frank Sinatra', le respondí. Me miró otra vez, llamó a la orquesta y en la segunda toma y definitiva cantó un espléndido fa agudo"Frank Sinatra grabó esta canción una vez más junto a la orquesta de Count Basie aunque la comentada por Cahn en el 55 es la mejor de todas. Primero escucharemos la grabación original comentada por Sammy Cahn y después veremos las versiones de la película homónima. Como última curiosidad, una versión de 1969 para terminar. Sinatra demuestra en este último video que no le da ningún miedo el "fa agudo" pues lo repite en dos ocasiones (en "love" y en "trap"; si no quieres caldo, dos tazas)
Versión original de estudio (1955):

Main title:


Junto a Debbie Reynolds (1955)


1969:


viernes, 27 de mayo de 2011

Frank Sinatra como dibujo animado (Frank Sinatra Looney Tunes)

Frank Sinatra hecho un "gallito"

Para este post me voy a tomar cierta licencia porque lo que quiero es hacerles sonreir. "Swooner Crooner" es una parodia de los Looney tunes en que aparecen Frank Sinatra y Bing Crosby. Se trata de una granja de gallinas que solo ponen huevos si escuchan al gallo Franky. Al final aparece el pollo Bing y rivalizan. Tremendo:
"Little tinker": También de los Looney tunes, nos cuenta la historia de un zorrillo que, por su mal olor, no tiene éxito con las chicas. Finalmente se disfraza de Frank Sinatra y conquista a todas. Bromean sobretodo con su extrema delgadez. Muy bueno:

"Cats Can" es otra parodia de los Looney tunes. Aquí aparece Frank como un canario cantando "As time goes by". Bing Crosby es un loro verde que intenta convencer a Silvestre para que se coma a Frank. Silvestre, realmente, lleva el peso de la historia:

En Roger Rabbit como "la espada cantarina":


En Roger Rabbit es la única ocasión en que se emplea la voz real de Sinatra, cantando Witchcraft

domingo, 22 de mayo de 2011

Beatriz Clemente (Clementine) nos habla sobre Sinatra: "Strangers in the night"

Single de "Extraños en la noche" editado en España

El siguiente texto nos lo envía la escritora y cinéfila Beatriz Clemente (Clementine). Nos confiesa cómo adquirió su afición a la voz de Sinatra y su fascinación por el conocido tema "Strangers in the night" que tuvo una fama especial en nuestro país. Beatriz es la creadora de los blogs La gran pantalla , Thank you, Mr. Fonda , The natural Redford y la autora del Diccionario de las estrellas cinematográficas españolas de los noventa . A continuación les dejo su texto:

Cuando era niña, mis hermanos y yo nos entreteníamos a menudo poniendo una serie de singles en nuestro tocadiscos. Singles que, evidentemente, pertenecían todos ellos a mis padres. Y, como buenos hermanos que éramos, nos íbamos turnando pacientemente en la selección del disco que nos tocaba disfrutar. Entre esa colección de singles se encontraba uno de Frank Sinatra que, curiosamente, sólo seleccionaba yo. Eso sí, una y otra vez, una y otra vez…

El single en cuestión traía cuatro grandes temas de Sinatra: “Call me”, “Downtown”, “Summer wind”... y “Strangers in the night”. Esta última canción era la que más veces elegía yo para escuchar, aunque las otras tres también sonaban a menudo en nuestras fraternales reuniones musicales. Con el tiempo, mi madre se fue dando cuenta de un hecho cada vez más evidente… A mí me gustaba Frank Sinatra.

Desde el feliz día en que me lo regaló mi madre, sigo guardando como un tesoro ese mismo single que yo ponía en el tocadiscos una y otra vez.  Y junto a mi creciente afición por Frank Sinatra fue aumentando también mi colección de sus discos, primero en LP y más tarde en CD, hasta lo que es hoy, una buena muestra de por qué este cantante forma una parte tan importante de la historia de la música. Y de mi vida.

Mi admiración por Frank Sinatra me llevó además a descubrir  a otra serie de inigualables cantantes de la época. Dean Martin, Bing Crosby y Sammy Davis Jr. formaron también enseguida parte importante de mi discografía. Cantantes todos ellos que añadían su voz a una serie de maravillosas melodías firmadas por compositores de un altísimo nivel musical. Irving Berlin, Cole Porter, George e Ira Gershwin… y un larguísimo y extraordinario etcétera.

Estos compositores, estos intérpretes y estas canciones conforman hoy mi música preferida, la que más escucho, la que más me gusta, con la que más me identifico. Y ahora, cuando oigo “Strangers in the night”, me invaden un montón de sentimientos a la vez. Ese primer contacto, esas primeras y maravillosas sensaciones… Y el  feliz descubrimiento de una grandiosa voz. Porque nadie cantará nunca “Strangers in the night” como Frank Sinatra…

(Beatriz Clemente)

miércoles, 18 de mayo de 2011

Esas tonterias me recuerdan a ti (Frank Sinatra para Lana Turner)

Lana Turner bailando con Frank Sinatra. Tórrido affair de los años cuarenta

Lana Turner y Frank Sinatra fueron amantes mientras este estaba casado con su primera esposa y madre de todos sus hijos:"Frank se enamoró de Lana mientras veía "El cartero siempre llama dos veces". Al verla en la pantalla exclamó ante un amigo: 'Tiene que ser mía'. Por medio de un amigo, Frank se hizo con el número de teléfono de Lana y la llamó. Aunque ella estaba enamorada de Tyrone Power, a LAna le gustaban los hombres y arreglaron una cita. Lana Turner, de veintiséis años, era una estrella de cine adinerada, casada dos veces y divoricada. El "Ciro's" era su local favorito. Para sus noches en ese local siempre lucía ropa ceñida, normalmente negra, blanca o dorada. Llevaba diamantes y cubría sus hombros con pieles como el armiño, el zorro plateado o la marta cibelina. En una palabra, era la mujer más irresistible de Hollywood. En esa primera cita Frank Y Lana comenzaron una apasionada relación que fue intermitente a lo largo de esos años". (Texto de "Sinatra, a su manera"; Randy Taraborrelli)
Pero la historia es más curiosa que todo esto. Y en ella entra la canción These foolish things de Eric Maschwitz y Jack Strachey grabada por Frank Sinatra en julio de 1945, perfecto ejemplo del estilo romántico que en esta época alcanzó el joven cantante de Hoboken. Frank grabó junto a la orquesta de Axel Stordahl la que probablemente es la mejor versión de este standar del jazz. En la grabación la voz de Sinatra está acompañada por un pequeño grupo de cámara (nueve músicos, incluidos tres de cuerda) y esto la convierte en un tema íntimo como ningún otro donde el cantante explota al máximo su romanticismo, con sencillez, honestidad y profundidad. La flauta interpretada por John Mayhew sostiene la melodía de manera continua mientras que la celesta de Mark McIntrye acompaña con su delicado tintineo. Sinatra canta el texto con credibilidad, convicción y profundidad. Especial atención se debe poner en la pronunciación de la palabra you en el estribillo "These foolish thngs remind me of you" y en la frase especialmente creada para esta versión: "The smile of Turner, and the cent of roses...", justo después del solo de violín. Ese matiz vocal en la palabra roses convierte esta grabación como algo memorable. Así mismo, cuando Sinatra canta "the waiters whistling, as the last bar closes..." rápidamente nos llega a la mente la imagen de Casablanca y algunas de sus escenas más memorables, como aquella en la que Rick recuerda a Ilsa, desde su bar cerrado. Ahora, procedamos a la audición. Después de la primera versión veremos otra de 1981, aunque con una calidad muy deficiente.



These foolish things (Julio 1945)





Verión 1981:

lunes, 16 de mayo de 2011

Frank Sinatra se suma a "La era del videoclip": L.A. is my lady

El primer videoclip que filmó Frank Sinatra fue en plena década del videoclip, los años ochenta. Después grabaría otro junto a Bono para el disco Duets pero yo sigo prefiriendo este de L.A. is my lady. Seguro que en él reconocerán muchos rostros famosos:

sábado, 14 de mayo de 2011

Sinatra: Medley for losers (1968) TRECE AÑOS SIN FRANK

Fotografía para el álbum "Where are you?" (1957)
Como bien ha publicado Dafne en su "blog sinatrista" hoy hace trece años que Frank Sinatra nos dejó. Y como él mismo sentenció en una de sus canciones "Vivió la vida hasta la muerte". Dafne nos lo ha recordado en esta entrada.
Recuerdo que en aquella mañana gris de mayo, este que escribe acudía como cada día al instituto, cargado con una mochila llena de cosas inservibles para aquella época y con el walkman en los oídos escuchando All th way de mi admirado y desaparecido (precisamente ese día) Frank Sinatra. Justo el momento antes de entrar en clase me quité los auriculares y escuché a un compañero tarareando La copa de la vida de Ricky Martin. Sin pensarlo dos veces, volví a colocar los auriculares en mis oídos, pulsé el botón "play" y los primeros compases de I've got you under my skin me revelaron que, ciertamente, no concebía la música de mi época sin Frank Sinatra. De esta manera estuve toda la mañana paseando por el parque hasta que las pilas se agotaron y tuve que volver a casa para seguir escuchando a Frank en un desvencijado radiocassette. Hoy reconozco que el panorama musical es, a mi modo de ver, más aciago que nunca. El mundo echa de menos a Frank Sinatra y los que aún somos sus seguidores más incondicionales, echamos de menos escuchar un nuevo disco de Frank Sinatra o esa canción que nunca grabó y de la que, sin ningún tipo de dudas, hubiera realizado su mejor versión. Hoy solo nos quedan los viejos discos de vinilo para poder resucitar, cada noche, el sonido del humo y el whiskey, la única voz que sabe cómo cantar por ti. Seguiremos escuchándote, Frank... de aquí a la eternidad.

Como directo homenaje, qué mejor que escuchar su voz en este medley de 1968 creado especialmene para perdedores.

Canciones: Glad to be unhappy, Here's that rainy day, It never entered my mind, Gone with the wind

Texto que escribí una vez para acompañar este video:

"La noche es larga, inhóspita, lluviosa. El silencio, que es el peor insulto de tu ausencia, solo se interrumpe por el lejano transcurrir de la madrugada, en forma de automóviles, por la carretera. Por lo demás, cada rincón en la habitación de este absurdo Motel es un triste recuerdo que habla de ti. He decidido abandonar, aunque sea un error querer escapar de los recuerdos que persistirán cosidos a mis espaldas. Aún así, dejo esta habitación para al menos no habitar la misma cama que compartí contigo. La noche es larga, la lluvia es monótona y la carretera se estira infinita e incógnita, en estas horas en que un perdido perdedor debe salir y encontrar su destino."



Por cierto, al final de este medley sí que aparece el Ghia L6.4 coupe de 1962 que comentábamos en esta entrada.

miércoles, 11 de mayo de 2011

You are love (Frank Sinatra. 1951)

Ava Gardner era una estrella y Frank Sinatra parecía acabado


En el periodo oscuro de Frank Sinatra, sus canciones parecían haber pasado de moda. Afortunadamente fue un espejismo que duró unos pocos años, más o menos hasta el resurgir en "De aquí a la eternidad" el fin de su contrato con Columbia y el flmante fichaje por Capitol Records. En Capitol grabaría los mejores discos de su carrera en mi opinión. Pero el periodo oscuro en la música de Sinatra no se debió, sin embargo, a sufrir algún tipo de percance en la voz (aparte de su ya conocida lesión en la laringe por la que perdió la voz durante un periodo) sino más bien a los errores de la compañía discográfica (Columbia) al elegir los temas que interpretaba. Ahí estuvo el error. A este factor, lógicamente, influyó la autodestructiva relación con Ava Gardner la cual, en este periodo, abortó sin tan siquiera consultar a Sinatra mientras estaba rodando en África "Mogambo". John Ford, director de "Mogambo", aconsejó a su actriz que no lo hiciera, que lo pensara dos veces pero Ava se fue a Londres, abortó y concedió una entrevista en el Time donde declaraba que su relación con frank iba perfectamente bien. Más tarde confesaría la verdad a Frank sobre el pequeño sinatra que nunca nació. Como se puede comprobar, en esta grabación de 1951, su voz estaba en plena forma y no era causante de su mala racha.






sábado, 7 de mayo de 2011

Frank Sinatra y la Mafia. Capítulo 2: Sam Giancana y JFK. El día que Sinatra salvó su vida.

John Fitzgerald Kennedy y Frank Sinatra en una de sus innumerables juergas
Sam Momo Giancana, capo del hampa en Chicago

Los detalles más escabrosos entre la relación de Frank Sinatra y la Mafia tuvieron lugar durante la candidatura y posterior elección de John Fitzgerald Kennedy como presidente de los Estados Unidos y los contactos con el capo Sam Momo Giancana. En primer lugar, ¿Quién era Giancana y por qué Sinatra lo conocía?. Sam Giancana, además de varios intereses en negocios sucios del país, controlaba las actividades del hampa en Chicago (protección, extorsión, apuestas, lotería clandestina) y tenía intereses financieros en los hoteles Riviera, Desert Inn y Stardust de Las Vegas. A los veinte años ya era sospechoso de tres asesinatos aunque recaló en prisión por robo, mientras que en 1960 había ordenado ya más de seiscientos asesinatos. Sus rasgos antisociales y su personalidad psicopática le libraron del servicio militar. Pues bien, este angelito y Frank Sinatra se conocieron en el Hotel Fontainebleau de Miami pues el cantante tenía que actuar allí y el capo acompañaba a su novia, Phyllis McGuire componente del grupo McGuire Sisters. Pronto los dos italoamericanos hicieron buenas migas, como no cabía esperar de otra manera y Giancana estuvo ayudando a Sinatra durante su época más aciaga, brindándole la oportunidad de trabajar en sus clubes nocturnos cuando nadie le contrataba. 
 Pero cuando Frank ni siquiera lo esperaba, Sam Giancana volvió a cruzarse en su destino. Durante la "campaña" de Sinatra para que JFK fuera elegido presidente de los Estados Unidos el propio Sinatra concertó una cita entre Joe Kennedy (padre de John) y el vicepresidente del sindicato de camioneros Harold J. Gibbons. Pero el encuentro, dispuesto para conseguir votos del sindicato de camioneros, fue poco o nada fructífero por lo que Joe Kennedy pidió a Frank Sinatra que hablara con Giancana para que éste contribuyera a conseguir votos en favor de su hijo en la zona de Virginia Occidental donde John debía ganar las primarias para conseguir la nominación demócrata. En esta zona de Virginia, el sentimiento anticatólico era muy fuerte por lo cual era el lugar más difícil para conseguir esos votos. Sinatra en un principio se mostró reacio pues no quería ser considerado tan influyente en un capo como Giancana pero no quiso desaprovechar la oportunidad para hacer un favor a los Kennedy y accedió. Durante una partida de golf Frank le comentó a Sam el problema. Giancana envió a Paul skynny D'Amato (propietario del 500 Club de Atlantic City) a Virginia Occidental como favor personal a Frank. D'Amato utilizó su influencia con lo sheriff que apostaban ilegalmente en el condado de Greenbrian para animar a los mineros del carbón para que votaran la candidatura de Kennedy. Los resultados de las primarias en la zona de Virginia Occidental fueron de 120.000 votos para JFK. Giancana nunca permitió que Sinatra y Kennedy olvidaran ese favor. Así pues Sam Giancana contribuyó de manera determinante en el camino de JFK hacia la Casa Blanca y también donó durante la campaña fondos de pensiones del sindicato de camioneros. Pero no llegó solo hasta ahí el grado de complicidad entre Giancana, Sinatra y JFK. En palabras de Peter Lawford: "Aunque ahora suene terrible, por aquel entonces era divertido y es que Frank Sinatra era el proxeneta de JFK". Y no le falta razón a Peter Lawford pues fue innumerable el número de mujeres que Sinatra presentó a John F Kennedy. Una de ellas, Judith Campbell, que también había sido novia de Giancana, incluso llegó a quedar embarazada de JFK. Un embarazo que terminó en aborto. Después llegaría el escándolo con Marilyn Monroe pero esa es otra historia.

Judith Campbell Exner, novia de JFK y Sam Giancana a la vez
 Sinatra y JFK  en un momento de complicidad

Pero lamentablemente para Sam Giancana todas sus aspiraciones políticas (las suyas y las de Sinatra) terminaron cuando John Fitzgerald Kennedy llegó a la Casa Blanca y olvidando todo lo que el capo había realizado por su carrera, nombró a su hermano Bobby Fiscal General con la única premisa de terminar de raíz con el crimen organizado que, por otro lado, dominaba el país. De la misma manera el nuevo presidente de Estados Unidos intentó distanciarse levemente de Sinatra aunque siguiera invitándolo a todas las fiestas. El Fiscal General elaboró una lista de "presuntos mafiosos" en la que por supuesto se encontraba Sam Giancana, así como Johnny Rosselli, dos amigos cercanos a Sinatra.
Cena de gala en la Casa Blanca
Para la fotografía, una sonrisa, aunque Jackie Kennedy nunca soportó a Frank
Frank Sinatra, JFK y Peter Lawford
A Sam Giancana no le hizo demasiada gracia que el nuevo presidente de los Estados Unidos no tuviera memoria para recordar quién le ayudó en el pasado, quién consiguió esos 120.000 votos en Virginia Occidental...
Sam Giancana, hecho una furia, habló con Sinatra para que éste, a su vez, hablara con Kennedy y le aconsejara que detuviese la investigación contra el crimen organizado. Sinatra, que estaba muy complacido acudiendo a las fiestas de la Casa Blanca, dejó plantado a Giancana y desobedeció sus órdenes. A partir de ese momento Sam Momo Giancana, haciendo honor a su fama y sintiéndose totalmente traicionado, decidió asesinar a Sinatra o, al menos, cortarle las cuerdas vocales para privarle de su más preciado don (curiosamente Sinatra sufrió esta amenaza también en una de sus películas). Según cuenta Paul D'Amato estaba todo preparado para el atentado contra la vida de Sinatra cuando la misma noche en que se debía producir el asesinato Sam Giancana le telefoneó para decirle: "Déjalo Paul. Sería un crimen contra el mundo callar esta voz. No me lo perdonaría jamás" Acto seguido Giancana puso el auricular frente a su equipo de música en el que estaba sonando Where are you? cantada por Frank Sinatra.
Sinatra y JFK en uno de los muchos eventos que compartieron
Frank Sinatra, Peter Lawford y Bobby Kennedy en uno de los numerosos actos que el Rat Pack, rebautizado como Jack Pack, realizó para la campaña.
En la fotografía Sam Giancana (a la derecha) con Phyllis McGuire en sus rodillas
Sam Giancana detenido. Así acabó la historia, afortunadamente para Sinatra

miércoles, 4 de mayo de 2011

Sinatra y sus automóviles

Sinatra's lifestyle
Aunque junto a Rat Pack Frank Sinatra siempre trató de navegar entre las aguas de lo políticamente incorrecto y el límite de la legalidad más absoluta, lo que está claro es que este señor fue el reflejo del estilo que todo ciudadano norteamericano quería imitar entre los años cincuenta y sesenta. Todo un modelo a seguir. A Sinatra no le fue suficiente tener varios jets privados para trasladarse a los conciertos sino que una de sus pasiones más reconocidas fueron los automóviles. Sinatra estuvo particularmente enamorado de estos modelos que tuvo en propiedad:

1958 Cadillac Eldorado Brougham
Lincoln Mark III 1965
Sinatra en su Ford Mustang "tuneado"

1962 Ghia L6.4 coupe, también el favorito de Dean Martin
En su Ford Thunderbird
Buick, especialmente diseñado para él

En el coche de Grace
El Ghia coupé fue su coche definitivo (aquí expuesto el modelo que tuvo Sinatra), incluso lo mostró en su programa "A man and his music"
Aunque servidor no tiene carnet de conducir he de decir que no concibo mejor música para conducir que esta canción. Justo antes de empezar este tema, Sinatra llega al estudio conduciendo su Ghia Coupé:


domingo, 1 de mayo de 2011

Frank Sinatra, Louis Prima and Kelly Smith

De izquierda a derecha: Louis Prima, Gia Prima, Frank Sinatra

 Hace unos días quedé gratamente sorprendido por encontrar un video en el que actuaban juntos dos leyendas de los años cincuenta y sesenta y que, particularmente, desconocía hubieran cantado juntos. Se trata de Louis Prima (el famoso cantante de "Just a gigolo", por ejemplo) y de Frank Sinatra. En el video también está Kelly Smith, una cantante con un swing especial, semejante al de Sinatra,que solía acompañar a Prima en sus actuaciones. Frank Sinatra y Kelly Smith grabaron juntos dos temas espectaculares para Capitol en los años cincuenta titulados "How are ya fixed for love" y "Nothing in common". En 1963 volvieron a cantar juntos el tema "So in love" que escucharemos después del video.

I can't believe that you're in love with me (Louis Prima, Frank Sinatra, Kelly Smith)

So in love (Kelly Smith & Frank Sinatra)

Louis Prima & Kelly Smith