sábado, 24 de diciembre de 2016

Breve reflexión navideña con Sinatra

Portada de un disco que reunía los primeros éxitos navideños de Sinatra, de la década de los cuarenta
Puede que el siguiente texto sea demasiado personal pero así es, al fin y al cabo, la manera de sentir y recibir los días que se avecinan, unas fechas que parecen elegidas al azar en el deslavazado y loco ritmo del calendario; para algunos, solo un número, para otros, el solsticio de invierno, la Navidad para aquellos, el final del año para muchos (otro número más) y en mitad de esta manía que el ser humano tiene por clasificar y enumerarlo todo, la vorágine del consumo, cada vez más presente, cada vez más descarnada, en la sinrazón de la globalización.  No es descabellado, entonces, acudir a la experiencia personal, a la interiorización, para explicarse uno mismo estas fechas. A menudo, una meditación que nos transportará a la tradición familiar y casi irremisiblemente, a la infancia. Aparecen, entre nuestros recuerdos, aquellas personas que ya no están con nosotros. Van desfilando ante nuestros ojos algunos sueños rotos de infancia o simplemente, aspectos del mundo que cambian o se esfuman cuando llega la mayoría de edad. Dijo Mel Tormé, "la Navidad es para los niños". Yo añadiría, para todo aquel que aún conserva un rastro de ilusión. No es extraño que muchas personas caigan en la tristeza durante estos días. Tampoco creo que esté fuera de lo normal, la sonrisa sincera y la ilusión de un niño, o de unos padres con ese niño. En cualquier caso y sea cual sea nuestra situación, siempre es conveniente añadir una banda sonora a estos días. A cada año que transcurre compruebo con más certeza que las canciones navideñas más bellas también son las más tristes. No creo necesario recordar el dramático momento de la película "Cita en St. Louise" cuando Judy Garland entra directamente en la Historia de la música interpretando "Have yourself a merry little Christmas" ante una niña llorosa. También la interpretación de "White Christmas" de Bing Crosby en la película homónima, es un canto a la paz en mitad del campo de batalla. Crosby canta para unos soldados que añoran el hogar, en medio de la guerra. La añoranza, sin duda, es el sentimiento más difundido en estas "Christmas songs" más populares que se alejan del sentido religioso de la Navidad para explorar en un drama más  humano que, irónicamente, conduce a la deshumanización.
Bing Crosby y Frank Sinatra en un especial navideño para televisión

Confieso que una de mis canciones favoritas para escuchar estos días es "I'll be home for Christmas" por Sinatra. Resulta paradójica la tristeza con la que el cantante interpreta este tema y choca antagónicamente con la esperanza que derrocha el título: "Estaré en casa por Navidad". ¿Por qué? ¿Es acaso una ilusión ese hogar? ¿Es más un deseo que una realidad? ¿Qué es el hogar? ¿Un lugar?, ¿una persona? Rápidamente se nos revela el sentido esencial de este tema. Canta Sinatra en el último verso: "Estaré en casa está Navidad, aunque sea solo en mis sueños". Es un "Only the lonely" navideño. Canta para aquellos que conocen el hogar pero es inaccesible. Cuántas personas, en la actualidad, carecen de hogar e incluso, terminan su búsqueda de manera trágica. ¿Estas fechas podrían despertar conciencias? Sería esta una buena meditación para pasar estas fechas que, contrariamente a lo que predican, están dedicadas al derroche y desprovistas de solidaridad.

Por supuesto, aunque en menor número, Sinatra también interpretó temas navideños de ambiente festivo como "Jingle bells", "Let it snow!" o "Santa Claus is comin' to town" y estrictamente religiosos, como "Silent night", "Ave Maria" o "Little town of Bethlehem" pero, en todo caso, brilló en los populares como "Whatever happened to Christmas", "Old fashioned Christmas", "The Christmas song", la mencionada "I'll be home for Christmas" o la legendaria "Have yourself a merry little Christmas". Otro ejemplo de canto a la añoranza. Uno de los versos de este clásico de Hugh Martin y Ralph Blane reza, como un deseo irrealizable: "Algún día, pronto, todos volveremos a estar juntos". En un especial televisivo navideño protagonizado por Dean Martin y Frank Sinatra, junto a sus respectivas familias, un 21 de diciembre de 1967, sonó así este tema:




Pasen estos días lo mejor posible

13 comentarios:

  1. Que tengas una FELIZ NAVIDAD, Marcos Callau.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Clementine. Igualmente deseo para ti y los tuyos. ;)

      Eliminar
  2. ¡Feliz Navidad para ti, tu familia y todos tus amigos!
    Que todos tus deseos se cumplan. Felices fiestas.

    Un abrazo desde Salamanca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Otro abrazo de vuelta a Salamanca, desde Zaragoza en la niebla y mis mejores deseos para estas fechas y para el año 2017, Villa. Gracias por pasar.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Gracias, Marcos, por felicitarnos la Navidad por medio de Frank, y compartir con nosotros unas reflexiones tan personales.
    Yo no me puedo resistir a citar aquí también uno de los números navideños de Frank que más me gustan (y que además, es un tema compuesto por el propio Frank, en compañía de Dok Stanford y de su antiguo manager Hank Sanicola): "Misttletoe and holly". Frank grabó este tema en 1957 con arreglo de... ¡Gordon Jenkins! ('A holly Cristmas by Frank Sinatra').
    Me encantan los versos finales: "Oh, by gosh, by golly! It's time for misttletoe and holly; fancy ties and granny pies and folks stealing a kiss or two. As they whisper: 'merry christmas' to you" ("Oh, ¡vaya por Dios! Es tiempo de muérdago y acebo, de corbatas nuevas y pasteles de la abuela; y de gente que te roba un beso o dos, mientras te susurran:'feliz Navidad'"). Que sirva como mi felicitación para ti, Marcos, y para todos los seguidores y seguidoras de este blog maravilloso.

    En Youtube aparece un video con Frank cantando este tema en un especial televisivo:

    https://www.youtube.com/watch?v=4Cox_BB7ABA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gran apunte el tuyo amigo José Antonio. La importancia de esta canción, como dices, reside en ese Sinatra insólito como compositor. Pero también me parece justo destacar la importancia de estrenar un villancico nuevo en aquel "A jolly Christmas with Frank Sinatra" rodeado por grandes clásicos. Una apuesta arriesgada y sin embargo, muy efectiva. Este villancico ha sido versionado en numerosas ocasiones por diversos artistas. Un abrazo y gracias por el regalo navideño que nos dejas en forma de comentario.

      Eliminar
  5. Felices fiestas!!! Habrá música de Sinatra en mis celebraciones, no lo dudes.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ME hubiera gustado escucharla! Gracias Ethan y aunque sea con retraso, espero que pasaras felices días.

      Eliminar
  6. La Navidad siempre invita a la reflexión personal, Marcos, porque se dan a un tiempo dos hechos que podrían parecer contradictorios: cada uno tenemos una forma de entender la Navidad, que siempre, SIEMPRE, tiene que ver con la forma en que la vivimos de niños, y sin embargo hay también una manera común de entenderla: son fechas muy de cada uno y muy de todos. Y yo te deseo que sean plenamente felices en lo que queda y que tengas un estupendo año 2017.
    Ese especial de Crosby y Sinatra es posiblemente el mayor tesoro navideño para un cierto tipo de amantes de la música, entre los que me encuentro. El primer CD que tuve, antes de tener incluso dónde escucharlo, fue un regalo de una compañía de telefonía movil: Crosby y Sinatra cantando a la Navidad.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo mismo deseo para tu 2017 Juan y disculpa la demora en la respuesta. Es un programa memorable, el de Crosby y Sinatra. Sin duda, la mejor manera de pasar las fiestas. Abrazos!

      Eliminar