miércoles, 24 de junio de 2015

Spectacular Mack's Sinatra is back in town


Pocas palabras tenemos para definir correctamente lo que vamos a ver a continuación. Mejor dicho, cualquier palabra es inservible, porque el visionado de la próxima actuación de Sinatra resulta suficiente.  Nos remitiremos a 1984, año en que el cantante decide recuperar el que, probablemente, es el clásico o estándar de jazz que más le entusiasma y que, extrañamente, nunca ha grabado: Mack the knife. Adora la versión que, a finales de los cincuenta, grabó Bobby Darin. Adora cualquier versión anterior de Ella Fitzgerald e idolatra la del maestro Louis Armstrong pero, como confesará durante su grabación, ya mítica, para el LP L.A. is my lady, "el viejo ojos azules poco puede añadir más". Sinatra grabará dos versiones distintas para este disco con la orquesta de Quincy Jones y una queda inédita. Afortunadamente, hoy conocemos las dos y realmente, no sabemos cuál es mejor. Pero, a pesar de grabar esas dos versiones, parece que Frank no acabó contento con el resultado final. Es por eso que, en cada directo que ofrecía, la interpretaba, intentando rayar la perfección en sus interpretaciones. De estas grabaciones, merece la pena rescatar la de Japón, en 1985 y curiosamente (a pesar de la edad) la de 1992 en Barcelona.

Pero el año 1986 Frank Sinatra interpretó Mack the knife con una reducida formación de jazz, para un programa musical de televisión. Creemos que el resultado es la mejor versión que el cantante ha registrado de este clásico de Kurt Weill y Bertolt Brecht. Esta formación más pequeña de jazz favorece la improvisación y el juego de Sinatra con la melodía, la extrordinaria explosión de su voz mecida en el ritmo creciente de swing y las virguerías del saxofón solista que realiza una interpretación brillante, acoplándose a la perfección a la voz, se complementa con un George Benson memorable con su guitarra. Repito, que es una actuación memorable de Frank Sinatra y que merece la pena su tranquila degustación. Lo vemos y posteriormente, transcribiremos la letra de esta versión concreta (que no es la original, por supuesto)

Mack the knife (1986)

Oh, the shark has
pretty teeth, dear
And he shows'em, shows'em pearly white.
Just the jack knife has Macheath, dear
and he kkeps it, keeps it way out of sight.

When the shark bites, with his teeth, dear
Scarlett billows, they start to spread
Fancy white gloves though has Macheath, dear
and there's never, never one trace of red.

On a sidewalk, one sunday mornin'
lies a body oozin' life
Somebody's sneakin' 'round the corner
Could that someone perchance, perhaps, be Mack the Knife?

From a tugboat, on the river goin' slow
a cement bag, it is drapping down
Hey the cement is just for the weight, dear
You can make a large bet that Mack is back in town

My man Louie Miller, he split the scene, babe
After drawin' out all the bread from his stash
Now Macheath spends just like a drunkin sailor
Do you know that our boy did somethin' rash?

Hey old Satchmo, Louis Armstrong, Bobby Darin,
They did this song nice
Lady Ella too
Thay all sang it with so much feelin'
That Old Blue eyes, he ain't gonna do nothing new

But with this Big Band, rockin' behind me
Swingin' hard, Jack, I know I can't lose
When I tell you all about Mack the Knife, dear
It's an offer, you can never refuse

We got George Benson, Newman & Foster
We got the Brecker Brothers, Hampton brigin' up the rear
All this bad cats, they're in the band now
with the greatest sounds you will ever hear

Oh, Sookie Taudry, Jenny Diver, Polly Peachum, Ol' Lulu Brown
Hey, the line forms here on the right, dear
Now that Macheath, I mean Macheath, babe
I mean he's much better than old Leroy Brown
You better lock your door and call the law
beacuase Macheath, that bum,
is back in town!



Cuentan que en el año 1984, en Nueva York, una noche de abril de las tres sesiones que dedicaron a la grabación de L.A. is my lady, Frank interpretó emocionado Mack the knife. Como hemos dicho, dos veces, dos versiones. Apenas terminó de grabar la versión que finalmente se incluyó en el LP, señaló a Phil Ramone que estaba en la cabina y ordenó "¡Ponla inmediatamente!", visiblemente entusiasmado. Posteriormente a esa grabación se celebró una fiesta muy divertida con Sinatra y el resto de la banda, entre los que se encontraban Lionel Hampton, George Benson, Frank Foster, The Brecker Brothers, Quincy Jones... Sinatra estaba en plena forma, pletórico tras la que creía una gran grabación de Mack the knife. Sin embargo, pasado el tiempo y tras las repetidas audiciones, el cantante parecía haber perdido ese entusiasmo y se desencantó con los resultados finales, tanto en ese tema en concreto como en el resto del disco. Y volvieron a grabar algunas tomas complementarias para corregir algunos errores, en los estudios Los Ángeles. En esas nuevas grabaciones estaba incluida una nueva versión de Body and soul que finalmente no salió a la luz. Lo que no sabemos es, si en esas sesiones, volvió a grabar Mack the knife. Pero, seguramente, en caso de  que la grabara, sonaría muy parecida a la que acabamos de ver. Para más información sobre el LP L.A. is my lady pueden consultar la página 420 del libro El sonido de Sinatra (Charles L Granata) y la reseña que se publicó en este blog hace cinco meses: aquí

Cheers, Frank! Por una gran versión de Mack the knife


8 comentarios:

  1. extraordinaria, la mejor versión de este tema.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda. Muchas gracias Juanjo por pasar y participar, bienvenido al Sinatra's corner. Vuelve cuando quieras. Saludos.

      Eliminar
  2. Como siempre, el acompañamiento gestual es absolutamente seductor. Gran interpretación (no sabía que lo había grabado por primera vez tan tarde). Ella Fitzgerald le mencionaba a él en su ma-ra-vi-llo-sa versión (al menos en la versión en directo que le he oído). Estas tres y la de Satchmo son la sagrada trinidad del "Knife". Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La versión de Ella a la que te refieres, amigo Juan, supongo que es la deñ directo de París. Es magnífica. Yo aún completaría ese trío magnífico de "Mack the knife" con Bobby Darin. Abrazos y gracias por pasar.

      Eliminar
  3. Esta es una canción genial, emblemática, asombrosa. Nacida en el seno de la "ópera roja" de los revolucionarios alemanes Weill y Brecht (pocos años antes del derrumbe de la República de Weimar y del ascenso de Hitler al poder), "reaparece" a mitad del siglo transfigurada en el jazz de los negros norteamericanos (Louis Armstrong) y culmina, a mi modo de ver, en la versión de Sinatra ya en el declinar del siglo. Un tema que atraviesa y resume todo el siglo XX, dando expresión a sus profundos miedos, poetizando su sentimiento de inseguridad y ansiosa soledad. Francis fue clarividente al elegir este tema, para recordarnos que su Voz compendia musicalmente la cultura popular del siglo pasado. Esa cultura a la que pertenecemos.
    Gracias por este regalo, Marcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias José Antonio. A veces, con el entusiasmo que me acompaña al encontrar videos nuevos de Sinatra, olvido comentar el lado histórico y emblemático de una canción que, en este caso, es especialmente relevante. Has completado y complementado esta entrada con tu comentario de manera brillante y te lo agradezco. Ya se dice que un blog vive y se enriquece de sus comentarios. Compartimos esa pasión por el tema "Mack the knife" y al mismo tiempo creo que la versión de Bobby Darin, sigue siendo esencial. Abrazos, amigo!

      Eliminar
  4. No sabía que éste emblemático tema se remontara tanto. La cantase en un momento u otro siempre la "hace diferente", Sinatra (y ésto es sabido) deja el rastro de su personalidad en todo lo que hace, todo lo que canta e interpreta. .siempre genial, Marcos

    Un abrazo y feliz verano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto, es un rasgo que define bien a Sinatra...dejar su "marca de la casa" en cada canción. Una marca inconfundible, inimitable, irrepetible y veraz. Gracias Abril. Abrazos y feliz verano también para to.

      Eliminar