domingo, 13 de abril de 2014

Un desayuno para Quincy Jones: Stormy weather

Quincy Jones y Frank Sinatra, grabando It might as well be swing 1964
No ha sido valoradamente como merece la responsabilidad de Quincy Jones en el éxito de Frank Sinatra y de sus temas más reconocidos como The best is yet to come, por poner un ejemplo de sobras conocido. J. Randy Taraborrelli en su libro Sinatra, a su manera comenta "si queremos tener un disco de Sinatra, éste debe ser It might as well be swing ya que en él se ofrece las mejores interpretaciones del cantante" No creo que esta afirmación sea demasdiado correcta pues la discografía del cantante es muy amplia pero sí creo entender lo que Taraborrelli nos quiere decir. Se trata del sonido Sinatra, sobradamente comentado en este blog. De ese sonido son directamente responsables músicos como Nelson Riddle, Billy May y de manera especial Count Basie y Quincy Jones, con quienes Sinatra llegó al súmmum de su carrera como vocalista. It might as well be swing de 1964 al que se refiere Taraborrelli, es uno de los mejores ejemplos de ello. Este LP está grabado con la orquesta de Count Basie y los arreglos de Quincy Jones. Lo mismo ocurría con el posterior Sinatra-Basie y con el legendario Sinatra at The Sands que, publicado en 1966, recogía los mejores momentos de la exitosa gira que Frank Sinatra ofreció en Las Vegas junto a Basie y Jones y que recupera la verdadera esencia del cantante sin pasar por el filtro del estudio de grabación. 
Frank Sinatra rodeado por la orquesta de Count Basie, flanqueado por Quincy Jones y el mismo Count Basie
A mediados de los sesenta, la relación de Sinatra con Quincy Jones fue muy estrecha, sobretodo y precisamente, durante sus giras en Las Vegas. La anécdota que sigue procede de una entrevista que Nancy Sinatra hija hizo a Quincy Jones, entrevista que se titulaba Cuando Frank Sinatra hacía de cocinero. El conocimiento de este artículo se lo debo a mi amigo Francisco Machuca, admirador del LP It might as well be swing, del que prefiere, por cierto, el tema I can't stop loving you.



Durante la entrevista de Nancy, Quincy Jones recuerda lo sucedido, mientras preparaba sus arreglos para el disco It might as well be swing: "Recuerdo cuando hice los arreglos del disco de tu padre y Basie. Trabajábamos en los estudios de Warner Bros. Frank estaba en un bungaló y al lado Dean Martin tenía su camerino. Tu padre me puso allí  para que escribiera los arreglos y me pasé un fin de semana trabajando. Me quedé dormido hacia las siete de la mañana del lunes. Hacia los ocho llamaron a la puerta. y era tu papá vestido con un uniforme del ejército, diciéndome, ¿cómo te gustan los huevos?. Fue como despertarme en un sueño, con Sinatra preparándome el desayuno"

Esta es la anécdota. Frank Sinatra estaba vestido para el rodaje de la película El Coronel Von Ryan y por eso se presentó vestido de uniforme. Las tempranas horas en las que Sinatra se despertaba cuando estaba trabajando son famosas y no solo recordadas por Quincy Jones. También Julio Iglesias recordó una anécdota parecida pero esta vez parece que eran las siete de la mañana cuando Frank tocó a su puerta. En cualquier caso, la experiencia culinaria de Sinatra como cocinero bien se debe reducir a estos desayunos o a alguna esporádica receta de pasta heredada de su madre que le gustaba preparar para sus amigos. En su casa de Palm Springs Frank tenía una cocina estupendamente equipada pero, en la práctica del día a día y aunque fuera un auténtico gourmet, el cantante solucionaba su hora de comida con algún raquítico sandwich como muestra esta fotografía tan reveladora:

Volviendo a Quincy Jones, me gustaría destacar esa magia que tenía lugar cuando los dos músicos colaboraban juntos. Totalmente en desacuerdo con el autor J. Randy Taraborrelli, creo que el LP L.A. is my lady, grabado en 1984, es otra buena muestra de ello, además de una acertada acutalización del estilo que ya fuera su sello de identidad en los sesenta, así como una gran reunión de legendarios músicos de jazz que tuvo como resultado un gran trabajo. Y si no veamos, como colofón de esta entrada, un buen ejemplo de lo que puede ocurrir cuando se juntan la voz de Frank Sinatra y la música de Quincy Jones. ¡Estalla la tormenta!



10 comentarios:

  1. Me encanta Stormy Weather, casi en cualquier versión, pero claro, en la voz de Sinatra...
    Muy buena la anécdota y la fotografía de la cocina con el rostro resignado de Frank es todo un poema jajaja
    Abrazos

    ResponderEliminar
  2. Es una versión excelente la que nos deja aquí Frank del clásico. Sí, muy buena la foto jeje Abrazos Ethan y gracias por pasar.

    ResponderEliminar
  3. Ya lo comentamos una vez, amigo Marcos, allí, en la parte alta de la ciudad lluviosa y extraña. ¿Qué reacción puede producir a unos tipos como tú y yo, amantes incondicionales de la Voz, si una mañana tocaran a la puerta de nuestra habitación y Sinatra te dijera/me dijera cómo te gustan los huevos? Y lo más sería que después sentados a la mesa con esos huevos y la cocina perfumada de aroma de café matutina estuviese también Quincy Jones. Y vamos a pedir más aún, que en el comedor hubiese un piano y Quincy se pone a tocar y Franki se pone a cantar I cant't stop loving you (que es verdad lo que dices, me encanta esta canción). En fin, todo es un sueño.
    Me encanta las fotografías que has elegido,sobre todo en la que Franki se está comiendo un sándwich. Todo esto es calidad,amigo.Por cierto leí en un comentario de uno de tus post que Frank Sinatra no era la mejor voz de todos los tiempos. Se respeta, no faltaba más. Pero yo digo que sí.

    Un fuerte abrazo querido Marcos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Madre mía, Paco, ¡menudo despertar seríae ese! Como dices, lo mejor sería compartir desayuno con Sinatra y Jones. ¿Imaginas sus conversaciones? La de cosas que aprendería uno sentado en el mismo mantel que esos dos monstruos. "I can't stop loving you", en directo, solo acompañado por un piano. El súmmum. Fíjate, yo siempre he echado de menos escuchar la voz de Sinatra solo acompañada por un piano o una guitarra. Afortunadamente quedaron algunos ejemplos de ello. Por ejemplo, el "As time goes by" que interpretó en Brasil, solo acompañado por la guitarra de Tony Mottola. Pero en pocas ocasiones se hacía esto. Las fotografías, se las debo a la revista "Life", claro. Son increibles. Sí, creo que te refieres a una discusión cibernética sobre la voz de Sinatra y la de Freddy Mercury. Evidentemente dos voces incomparables en dos estilos incomparables. Sí, yo también respeto las opiniones y creo que Sinatra es la mejor voz de todos los tiempos. Gracias por tu apoyo bloguero y sinatrero. Abrazos, amigo.

      Eliminar
  4. Impresionantes grabaciones las que nos dejas, Marcos. Si la voz de Frankie la haces acompañar de un sonido big band (de la vieja escuela), te puedes hacer una idea de lo bueno del resultado... Me gustó mucho que mencionaras también el álbum "L.A. is my lady". Me encanta lo bien que suena ese disco.

    Por cierto, muy buen texto y magnífica selección de fotos, dicho sea de paso.

    Un abrazo y hasta pronto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Kinezoe. Estupendo verte por aquí. El "Stormy weather" sigue poniéndome la carne de gallina cada vez que lo veo. "L.A. is my lady" está entre mis discos preferidos de Sinatra. Recupera todo el sabor de Quincy Jones y de Count Basie, actualizándolo a la época de los ochenta. Sinatra es acompañado por una orquesta donde figuran tipos "aficionados" como George Benson, Lionell Hampton, Ray Brown, Steve Gadd y Randy y Michael Brecker a los vientos. Vamos, todo un elenco que dan como resultado un trabajo inolvidable. Gracias por pasar, amigo.Abrazos.

      Eliminar
  5. He leído tu texto bajo los acordes del “I can’t stop loving you” y luego ese imaginario encuentro matutito que describe Francisco Machuca escuchando la peculiar versión del “Stormy Weather”, donde las sección de viento delata el inconfundible swing de Quincy Jones. No negaré que hay otras versiones de este tema que me gustan más, pero ésta es también muy especial. De Quincy Jones me gusta mucho su música para el cine. De Frank hasta la manera de masticar un bocado de sándwich. Buena mañana, Marcos.

    ResponderEliminar
  6. jejeje...hasta la manera de masticar...muy bueno, Juan. Es que "Stormy weather",desde Lena Horne, ha inspirado versiones excelentes de los monstruos del jazz, del blues, del swing... Aquí me gusta especialmente la "gamberrez" de Sinatra. Cómo la canta!!! Un fuerte abrazo, amigo Juan.

    ResponderEliminar
  7. Completamente de acuerdo en todo. Estupendo artículo y concluyente respecto al sonido Sinatra. Me sorprende que algunos críticos estiman tan poco el disco LA. is my lady. Tal vez no sea su mejor trabajo pero... En cambio en una entrevista a Javier Gurruchaga me sorprendió que lo citaba como uno de sus discos favoritos, no de Sinatra, sino de todos los discos. Creo que es el primero de Sinatra que me compré expresamente a una edad indecente. Raúl Herrero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me sorprende, Raúl. Es de mis favoritos. La banda de Quincy Jones ejectua un sonido heredereo del de Count Basie pero más modernos y fresco, adecuado a la década de los ochenta pero un sonido, nuevamente, por el que no pasa el tiempo. Y la voz de Sinatra es excepcional. Ya nunca volvió a sonar así. "L.A. is my lady" y "Trilogy", son los dos últimos álbumes donde podemos escuchar la voz de Sinatra en plena forma. En "L.A. is my lady" incluso mejor aún que en "Ol' blue eyes is back" Abrazos y bienvenido por este rincón que también es tuyo.

      Eliminar