miércoles, 31 de marzo de 2010

All or nothing at all (De la balada al swing)


Trece de julio de 1939, Nueva York. Un hombrecito tremendamente joven y delgado con aspecto y apellido totalmente italianos es el nuevo crooner de la orquesta de Harry James, orquesta que está a punto de actuar en la sala de baile Roseland. Esa soleada mañana Frank Sinatra se dispone a grabar por primera vez una serie de canciones con la orquesta de James entre las que se encuentran "From the bottom of my heart" y "Melancholy Mood". Las canciones salieron al mercado bajo el humilde sello de Brunswick pero nadie prestó atención a la voz de este nuevo cantante. Pasó un mes y medio hasta que Frank Sinatra volviera a un estudio de grabación con Harry James. Hasta ese 31 de agosto la orquesta estuvo ofreciendo recitales en la ciudad de Nueva York donde se empezaba a hablar de un italoamericano de Hoboken, New Jersey, que cantaba bastante diferente a Bing Crosby. La mañana del 31 de agosto la orquesta de Harry James grabó "All or nothing at all" cuyo estribillo vocal recaía por primera vez por completo en la voz de Sinatra. Se trata de una pieza espléndida en la que Sinatra va acariciando las palabras suavemente hasta un apoteósico final casi operístico que hacía quedar boquiabiertos a todos lo que le escuchaban. Por primera vez un crooner dejaba de ser un "susurrador" para atacar las canciones con una pasión desbordada que conectaba directamente con el público. La grabó así y así la interpretaba en directo cada noche que tenían recital en Nueva York.

Frank Sinatra es el que está situado a la derecha de Harry James. El tercero empezando la fila de abajo por la derecha

Mucho más tarde, en 1961, con la madurez vocal de Frank Sinatra en pleno apogeo el LP "Sinatra & Strings" vio la luz bajo el sello Reprise y los arreglos de Don Costa. En esta ocasión Sinatra ofrecía un "All or nothing at all" con una orquesta mucho más potente detrás de su voz. No sólo la orquesta sino la madurez y la potencia de la voz de Sinatra hicieron de esta pieza una verdadera pieza de museo. Pero en 1966 Frank Sinatra lanzó al mercado el álbum "Strangers in the night" con arreglos a cargo de Nelson Riddle. Esta vez volvió a grabar "All or nothing at all" bajo una trepidante clave de swing fresco y rabioso que cambiaba totalmente el concepto baladístico que guardaba la composición original de Arthur Altman. Esta versión swing la incluiría dentro de su repertorio en directo hasta su retirada definitiva de los escenarios. Desgraciadamente ni la de 1961 ni la de 1939 las he podido encontrar en youtube. Sí podemos ver la versión swing con arreglos de Riddle. Versión en directo de 1982 correspondiente a "A concert for the Americas" (República Dominicana) con la trepidante orquesta de Buddy Rich. Por favor, presten atención a la desilusión de Sinatra cuando prueba un vaso de ...¡agua! para aclararse la voz a mitad de canción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada