sábado, 26 de noviembre de 2016

Regreso a Mandalay



En el siguiente enlace: TheBooksmovie

1 comentario:

  1. Una extraordinaria información la que nos ofreces, Marcos. A mí me parece que todo el disco -maravilloso disco- "Come fly with me" es un auténtico "tour de force" de Billy May consigo mismo, y del propio Sinatra, cómo no. Ahí hay arreglos que nos trasladan a la isla de Capri, a Vermont y sus noches mágicas, al romántico otoño de Nueva York, a la primavera luminosa de París, al misterio de la noche londinense, a la exuberancia brasileña, al exotismo hawaiano... Billy May se preguntaría a sí mismo: "¿algo más difícil todavía? ¿recrear la Birmania colonial? Pues allá vamos..." Por supuesto, Frank le sigue a todas esos lugares y su voz y su feeling también se hacen italianos, fronterizos, neoyorquinos, parisinos, londinenses, brasileños, un poco hawaianos... y adquieren una sabia y relajada distancia al interpretar el tema dedicado a Mandalay. Una actitud que la familia Kipling no supo entender, aunque al parecer, por lo que tú nos relatas, Sinatra sí supo sacar partido de este bizarro desencuentro... Un abrazo y un millón de gracias, Marcos.

    ResponderEliminar